Justificación

JUSTIFICACIÓN

 

La modernización de la sociedad actual está sujeta a una serie de cambios culturales y/o sociológicos que repercuten directamente en los hábitos y preferencias alimentarias de las personas. Son varios los estudios que afirman que cada vez se dedica menos tiempo a la compra, preparación y elaboración de los alimentos, empleando alternativas a los alimentos saludables, como son los procesados, fáciles de preparar y rápidos de consumir (tradicionalmente llamados fast food).

Estos nuevos patrones de alimentación se basan en un consumo excesivo de alimentos de origen animal, especialmente de carnes y derivados, y alimentos con gran cantidad de azucares simples y grasas saturadas. Suelen ser hábitos alimentarios propios de las sociedades del norte de Europa o cultura anglosajona y se alejan del patrón de una dieta saludable. [i]

Es conveniente saber, que hay una relación directa importante entre los hábitos alimentarios y el desarrollo de enfermedades en la población de los países industrializados.[ii] Según diversos estudios, el 42% de las muertes se produce por enfermedades cardiovasculares relacionadas con una inadecuada alimentación (obesidad, hipertensión arterial, diabetes mellitus tipo 2, dislipemia, hiperuricemia, intolerancia a los hidratos de carbono).[iii] [iv] . Incluso, factores relacionados con la alimentación están presentes en un porcentaje significativo en  los casos de cáncer en los países desarrollados.[v]

 

Desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) se indica que La obesidad ha alcanzado proporciones epidémicas a nivel mundial, y cada año mueren, como mínimo, 2,8 millones de personas a causa de la obesidad o sobrepeso. Aunque anteriormente se consideraba un problema asociado a los países de altos ingresos, en la actualidad la obesidad también es prevalente en los países de ingresos bajos y medianos. Algunos datos de interés preocupantes que menciona dicha organización son:[vi]

  • En 2014, más de 1900 millones de adultos tenían sobrepeso y más de 500 millones eran obesos
  • En 2015, 42 millones de niños menores de cinco años tenían sobrepeso en todo el mundo
  • A nivel mundial, el sobrepeso y la obesidad causan más muertes que la insuficiencia ponderal
  • Las elecciones de los niños, su dieta y el hábito de realizar actividades físicas dependen del entorno que les rodea
  • Una dieta saludable puede contribuir a prevenir la obesidad y el sobrepeso
  • La actividad física regular ayuda a mantener un cuerpo sano

Como indica esta prestigiosa institución, la degeneración del patrón alimentario tradicional perjudica a la población, especialmente a aquellos sectores más susceptibles de ser influidos por el entorno como es el caso de los niños y adolescentes. Paradójicamente, son uno de los grupos poblacionales que más necesitan una alimentación saludable que contribuya a un crecimiento y desarrollo óptimos. [vii]

Ante tales evidencias, la dieta mediterránea (DM) se plantea como un modelo de alimentación saludable[viii]. La DM es un patrón dietético y cultural que ha estado asociada tradicionalmente a hábitos alimenticios saludables y  caracterizado por un alto aporte energético a base de cereales, aceite de oliva, hortalizas y frutas, con un menor consumo de carne y una mayor dependencia a las grasas vegetales que a las grasas de origen animal.[ix]

¿QUÉ OFRECEMOS?/MISIÓN

Como expertos en Nutrición Humana y Dietética, Tecnología culinaria y Actividad física, podemos ayudarte a prevenir o tratar muchos problemas de salud relacionados con un estilo de vida inadecuado, a consecuencia de unos hábitos caracterizados por una mala alimentación  o a la falta de actividad física.

Uno de estos problemas de salud en los que podemos ayudarte es el sobrepeso y la obesidad. La obesidad se define como una enfermedad con exceso de grasa corporal, acumulada de forma general o localizada, que se manifiesta en un valor de peso elevado comparado con un estándar prefijado para personas de la misma edad, sexo, talla, y que puede afectar negativamente a la salud. El sobrepeso sólo es indicador de que una persona tiene más peso del que corresponde con su talla.

En muchas ocasiones, los tratamientos convencionales no resultan suficientes en el tratamiento de la obesidad y/o sobrepeso. Por ello, la OMS ya señaló que “El informar y dar consejo por parte del médico, ya no es suficiente para conseguir cambios de comportamiento en el paciente a largo plazo”. [x]

Para ayudarte en la pérdida de peso a base de grasa corporal te surtiremos de las siguientes herramientas:

  1. Plan de alimentación. Dietética-Nutrición
  2. Actividad física
  3. Coaching

1. Plan de alimentación

Se opta por un patrón de dieta mediterráneo (DM). La DM es un estilo de vida, no solo un patrón alimentario. Es una filosofía de vida que combina varios elementos:

  • Ingredientes tradicionales
  • Recetas y tecnología culinaria propia de la zona
  • Cultura y estilo de vida
    • Comer en familia en ambiente relajado
    • Práctica de actividad física con regularidad

Como se indica, no solo caracterizada por una serie de alimentos, también se asocia a costumbres y modo de vida.[xi]

Por este motivo, el patrón alimentario queda caracterizado de la siguiente forma:

  • Consumo abundante de alimentos vegetales (frutas, hortalizas, cereales y derivados, patata, legumbre, frutos secos y semillas).
  • Empleo del aceite de oliva como principal grasa de adición
  • Consumo moderado/reducido de alimentos de origen animal y de elevado índice glucémico
  • Utilización de condimentación, combinación de alimentos y técnicas de cocción.
  • Desde aquí, no se recomienda el consumo de bebidas fermentadas (vino o cerveza), ni si quiera con moderación, puesto que al hacer un balance de beneficios-riesgos, este resulta negativo para la salud del consumidor.

2. Actividad física

3. Coaching

Estudios preliminares se ha demostrado que el coaching es efectivo para perder peso.[xii] El coaching es un sistema que facilita que el paciente pase de una situación actual a una deseada de una manera más eficiente. Con ello, se busca  conseguir cambios más efectivos en la aplicación de hábitos saludables, en la adherencia a los tratamientos, y un mayor control de los factores de riesgo.[xiii] Se utilizará como un complemento al plan de alimentación y de actividad física.

Para ello  nos centraremos en 4 aspectos fundamentales:

  • Establecer objetivos realistas y asequibles.
  • Despertar emociones beneficiosas como la motivación mediante la consecución de los objetivos, y eliminando aquellas que nos pueden perjudicar a conseguir nuestro fin como son la ansiedad y el estrés
  • Identificar y vencer obstáculos que se interpongan entre tu y el objetivo final
  • Crear o modificar un entorno que facilite la consecución de los objetivos

 

2. ALIMENTACIÓN

  • Dieta mediterránea
  • Menú
  • Recetas

3. ACTIVIDAD FÍSICA

Clasificación, comentarios, expliación de diferentes actividades y su relación con la salud, forma física, efectos en nuestro organismo y que efecto de quema calórica puede tener sobre nuestro organismo.

4. SALUD

Artículos que relacionen alimentos/dietas/etc. a beneficios en diversas enfermedades.

5. PERDER PESO (OPCIÓN PREMIUM)

 

¿Está usted listo para mejorar su calidad de vida?

  1. Entrevista personal
  • Objetivos
  • Medidas antropométricas (sencillas)
  • Patologías
  • ¿Medicación?
  • OBJETIVOS
  1. Explicación plato saludable de Harvard
  • Estructura
  • Grupo de alimentos
  1. Entrega de menú
  • Fotografía de los platos
  • Gramaje
  • Medida casera
  1. Entrega de lista de la compra
  2. Entrega de plan de actividad física. Adaptado a niveles de sedentarismo.

Eliminatusedentarismo.

  1. seguimiento
  • Fotos
  • Peso corporal
  • Actividad física
  • Agua

 

6. TRANSFORMACIONE/CUÉNTANOS TU HISTORIA

 

7. VÍDEOS/PODCAST

 

 

[i] Diaz AA, Travé TD. [Quality of dietary habits (adherence to a mediterranean diet) in pupils of compulsory secondary education]. An Sist Sanit Navar. abril de 2010;33(1):35-42.

[ii] Rubio MA, Babín F, López de Carrión R, Rueda A, Avellaneda A, Valor S, et al. Hábitos alimentarios en la población urbana de Madrid. Estudio EPCUM (I): estimación de energía y macronutientes. End Nutr. 2000;47:205-10.

[iii] Sáez T, Suárez C, Blanco F, Gabriel R. Epidemiología de las enfermedades cardiovasculares en la población anciana española. Rev Esp Cardiol. 1998;51:864-73. 9. Hubert HB, Feinlib M, McNamara PM, C

[iv] Hubert HB, Feinlib M, McNamara PM, Castelly WP. Obesity as independent risk factor for cardiovascular disease. A 26 follow-up of participants in Framingham Study. Circulation. 1983;67:966-77

[v] Key TJ, Allen NE, Spencer EA, Travis RC. The effect of diet on risk of cancer. Lancet. 2002;360:861-8.

[vi] http://www.who.int/features/factfiles/obesity/es/

[vii] Durá Travé T. Ingesta de energía y nutrientes en los alumnos de educación secundaria obligatoria. Anales de Pediatría. enero de 2001;54(6):547-54.

[viii] Ros Rahola E, Fisac C, Pérez-Heras A. ¿Qué es realmente la dieta mediterránea? FMC. 1998;5:557-71.

[ix] Helsing E. Traditional diets and disease patterns of the Mediterranean, circa 1960. Am J Clin Nutr. junio de 1995;61(6 Suppl):1329S – 1337S.

[x] Bonal R, Almenares H, Marzán M. Coaching de salud: un nuevo enfoque en el empoderamiento del paciente con enfermedades crónicas no transmisibles. MEDISAN 2012;16(5):773-85.

 

[xi] Mediterranean diet pyramid today. Science and cultural updates. Mediterranean Diet Foundation Expert Group Public Health Nutrition: 2011, 14(12A), 2274–2284

[xii] Frates EF, Moore MA, Lopez CN, McMahon GT. Coaching for behavior change in physiatry. Am J Phys Med Rehabil 2011;1(90):1074-82.

[xiii] file:///C:/Users/Usuario/Downloads/Dialnet-CoachingNutricionalComoHerramientaParaLaAdquisicio-4658797.pdf