Hijos de las estrellas

Hijos de las estrellas

Cuerpo artículo

PORQUE SOMOS HIJOS DE LAS ESTRELLAS

 

Mi historia es simple. Como la de cualquier otra persona de este maravilloso planeta al que hemos querido llamar Tierra. Nuestra Tierra, Gea, dirían los antiguos. Mi tierra es un recóndito lugar cercano a Galicia y al camino de Santiago, preto de Ponferrada, como dirían los gallegos. Terras po las que tantas almas pasaron e pasaran. Como el tiempo, pero la vida pasa tan rápida… si darnos cuenta y antes de que cuente diez, como diría todo un artista, Fito Cabrales.

Como el cabrales de León, la ciudad, para mí y desde mi humilde punto de vista, más bella del mundo. Tal vez será porque no conozco mucho más. Tal vez. Quién sabe. Lo único que se es que me gustan las aventuras, como las que quiero hacer vivir con mucha ilusión leyendo estas entradas de este Blog, en el que colaboro.

Todo esto me lleva la puerta a mi gran inspiración y a una imagen, sin dudar, ni un instante, que encontré en el blog de un gran profesional de la fotografía, un amante de la naturaleza. Algo que compartimos los dos. También algo mas el apellido, nuestro apellido Teijeira…. Un linaje del que apenas hay nada en la Wikipedia, o si investigamos un poco, igual aparece.

Esa es la clave. La curiosidad de los niños, su ilusión. Su sonrisa. Una sonrisa que veo cada día que llego a clase y veo la cara de mis queridos alumnos. Las casualidades existen. O NO. eso no importa tanto. Lo que importa es tener las cosas claras. Yo siempre tuve muchas cosas claras. Pero fui con constancia y tenacidad. Con ganas de superación. Tratando de dibujar como si de un dibujante de plumilla tratando de plasmar la belleza de la ˋCULCRA LEONINA. CATEDRAL DE León, quisiera dibujar su figura. Sin embargo, una cosa es clara, nada está escrito. Somos nosotros los que escribimos nuestra propia historia. Aprendemos de nuestros errores, los tenemos, somos simplemente humanos. Y todos claro somos hijos de lo que yo vi una fotografía que lo resume todo: Noche en los Pirineos. Ahora estoy por estos lares, de gente humilde, noble, amable, si parece un poco ruda, a veces levanta la voz. Pero su mirada lo dice todo: que VAYA BIEN. QUÉ TRES PALABRAS MÁS SINCERAS. Qué Bello es VIVIR. La VIDA ES BELLA COMO DIRIA EL titulo, de sin duda, otra vez, la mejor película, para mí, de la historia. Y no podía ser de otra manera, que he encontrado algo en lo que la naturaleza sabiamente y los italianos con buena mano, también son unos artistas: sentarme en cualquier café con un buen expreso, dondequiera que sea y ver la gente pasar. Gente, alguna, si desconocida, pero toda hecha de una misma pasta, gente de carne y hueso, como tú y como yo. Como todos nosotros. Porque mirando aquella belleza, que lo mejor de todo es Real, de aquella preciosa imagen tomada con gran precisión, esperando, con calma, como creo que se ha de hacer las cosas en esta vida, en este tren que se nos escapa como el humo de su locomotora. Porque, tampoco quiero resultar cansino, somos, parafraseando a un gran ASTRONOMO, Carl Salgan: Somos polvo de las estrellas.

Y sin más dilaciones y titubeos, os animo a esta gran aventura que quiero compartir con todos los que queráis y en formato digital (muy correcto también) de algo esencial, una idea fundamental: bienestar, en mente y cuerpo. No lo dudéis mas, os estoy esperando con ansias de nuevas aventuras, nada está escrito, cada golpe y cada tecla de mi teclado, lo van escribiendo. Lo mejor mi corazón lo dicta, con cariño quiero contribuir con mi granito de arena a enseñaros, buscando ayuda, pues no lo sé todo y admito todas vuestras sugerencias, que seguro encontrare interesante, para que poco a poco vayáis descubriendo. Es posible estar saludable. Y se puede educar. Como yo creo y vi recientemente: la educación no es un negocio, ni un privilegio, es un derecho. EL derecho a vivir es innegable. A vivir plenamente. En armonía. ADELANTE PUES…

Guardar

Guardar

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *